sábado, 14 de diciembre de 2013

Magia potagia


Roca que observa a los aguillones desde la hermosa playa de Céltigos... o quizás sea la revés.  

     Nunca he pretendido hablar de política en este blog, así que no lo haré. En su lugar hablaré de algo parecido, la magia. ¡Ah! La magia, esa palabra tan polisémica y de pliegues y repliegues tan sugerentes. La magia nos envuelve en su manto de asombros. La magia del amor, la magia del fútbol, la magia del cine, la magia de la desnudez, la magia de la navidad, la magia de la primavera, la magia de una voz olvidada susurrando en nuestro oído después de tantos años, ... Pero, ¡ojo!, la magia, como la cara oculta de la luna, como el mordisco inesperado del cocodrilo en el pantano, como el humo en el monte, se despliega también en magia negra, en maleficio, en encantamiento destructivo. Que los dioses nos libren del inmenso poder de la maga Morgana, que los monstruos de la razón no se las tengan que ver con la voracidad lectora del sabio Frestón, ese tan grande enemigo nuestro.
   Hace ya tiempo que asistimos a un espectáculo de magia que no resulta deleitoso sino ciertamente inquietante, algo así como lo que sentía el narrador de Mario y el mago cuando observaba expectante el tira y afloja del siniestro Cipota.
   Observo en las imágenes el parloteo de esos hombres y mujeres que nos desgobiernan y pienso en qué cosa más bonita es la mentira bien dicha, la convincente, esa que decimos mirando a los ojos del enfermo terminal con el que hacemos planes para el invierno que viene, ya tan cercano en su decadencia de hojas muertas y cobrizas. A nuestros gobernantes  no debería encomendárseles la tarea de cuidar a un enfermo terminal. Carecen del encanto de la  magia en sus  mentiras. En seguida se les ve el doble fondo del vaso, el rabo de conejo debajo de la mesa, el mando a distancia levitando en el bolsillo, la bolita en el puño de la camisa, las cartas marcadas.
     No hay nada más  turbador que un mago incapaz. 

3 comentarios:

Toni Solano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Toni Solano dijo...

Seguro que ya lo conoces, pero por si acaso: El vendedor de humo.

Hortensia Lago dijo...

Toni,
efectivamente conozco el cortometraje y, de hecho, la semana pasada se lo puse a un grupo de 3º de ESO para trabajar la narración. Ahora mismo acabo de colgar la actividad en el blog de aula: http://desatatulengua.blogspot.com.es/2013/12/el-vendedor-de-humo-practicamos-la.html
Gracias, de todas formas, por la sugerencia.

Te puede interesar también...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...