sábado, 24 de diciembre de 2016

Desacordes navideños 2016

Del fotógrafo de guerra serbio Goran Tomasevic

Han ganado la batalla (no nos engañemos con mentiras piadosas), respiran tranquilos, el consumo aumenta, las terrazas y bares vuelven a ser la actividad de ocio preferidas de nuestros amigos y vecinos, las luces de Navidad cumplen su función cegadora, los noticieros televisivos no dejan de insistir (cara complaciente del presentador) en el repunte de las compras, en twiter (lo he comprobado) Proactiva Open Arms, la ONG que pasará las navidades salvando la vida de los que huyen del infierno, tiene 38.160 seguidores frente a los 1.222.948 de la Princesa del Pueblo, lo he comprobado. El analfabetismo televisivo pasará las navidades soltando sandeces que enriquecen económicamente a fantoches grotescos. Necesitamos un Valle Inclán contemporáneo que reescriba Luces de Bohemia, ahora que Europa es una deformación grotesca de la civilización, ahora que los Don Latinos, con ese corazón que tienen, se han hecho dueños de todos los capicúas, ahora que mascar ortigas ya no es tendencia, ahora que lo que ahora nos conmueve mañana estará olvidado al contacto espumoso de una cervecita de terracita con este tiempo tan primaveral en invierno, lejos del infierno de esos otros que huyen de un infierno, de ese círculo dantesco que resulta lejano aun en su cercanía.
Hace unos meses escribí este poema, que está por ahí en mi blog de poesía. Como una Ebenecer Scrooge cascarrabias (no sé por qué lo hemos odiado tanto, mister Dickens) mi sentimiento navideño está lejos de la pastelona Navidad.


Piedras al vacío, I
Estamos en el infierno y nos gobiernan sus monstruos.
No intentes enfrentarte a ellos,
no conocen el don de la humanidad.
Sus manos tendidas encierran un puñal de mentiras.
Todo hace pensar que su masa encefálica se talló en canteras de granito
-ya no hablemos, entonces, del corazón-.
No permitas que te anestesien con el abrazo de sus palabras.
Si las cuencas  de sus ojos
se clavaran en el mapa de tu destino
te verían como creen que eres:
grano de arena invisible en el desierto,
saltamontes huyendo del dedo que arranca sus alas,
araña ofuscada en los desgarros de su tela,
escarabajo atontado en la felicidad de su colorido.
Sin embargo, no olvides
-muchos ya lo saben-
que un mosquito puede provocar una matanza,
y que una marabunta de hormigas
no es solo ciencia ficción.
Por eso,
no intentes enfrentarte a ellos
-a los demonios voraces-
mostrando tu desnuda soledad.
Recompón la tela, elévate sin alas, desordena tu colorido,
Y entiende –de una vez por todas-
que un grano no hace desierto
pero  una tormenta de arena  retuerce  los caminos
hasta convertir el barro intransitable en salvoconducto hacia el atardecer.

2 comentarios:

Wineruda dijo...

Entiendo lo furiosa que te sientes. Son malas épocas para los que se ponen a pensar, aunque sea 10 minutos, o a analizar o a digerir las cosas o a tener una mirada crítica(que no por pensar se acaba todo). Siempre he tenido la duda si la gente ve a la"princesa del pueblo" y sus acólitos para no pensar, o no piensan directamente. Y siempre me va pareciendo un mundo vacío, vacío de ideas, vació de dignidad, vació de reflexión. Los que pelearon antes ahora están en el lado de los cínicos, los que no han peleado nunca están muy cómodos, nadie se les enfrenta. Los políticos ladrones, algunos, en la cárcel, el que les dio el dinero ninguno aparece por está encuadrado entre barrotes, ni se les oye, pasaban por allí. Amor para el rico, pateras para el pobre; hipocresía en el mundo vacío este. Amor y buena voluntad en Belén, y muerte en el Mediterráneo.
Los jóvenes, los muy jóvenes que yo conozco, se preocupan de gran hermano en telecinco, o de hombres , mujeres y viceversa, que de preocuparse por el mundo, acaso pusieron un hashtag en twitter, entonces cuando comenzó todo, pero con eso han y hemos cumplido, -lágrimas de cocodrilo- supongo que les -nos- cae tan lejos, y no es culpa suya, sus padres hace tiempo que no saben -sabemos aunque no tengo hijos- para que sirve la educación, el mundo sigue vació.
Rotunda y expresiva tu rabia hecha poema, iba a poner bonita, pero no puede serlo o al menos no me atrevo a usar esa palabra con ese tema.

Cuídate, un saludo

Chus Galego dijo...

Contesto tarde a tu comentario, Wineruda. He pasado las vacaciones en una ciudad alejada de mi entorno, en un hotel con entrada directa al centro comercial, para alegría de mis hijas preadolescentes, acostumbradas a la tranquilidad de vivir en una casa de aldea con vistas al mar pero lejos de las franquicias de todo a 9,99 euros. He paseado al atardecer por calles semivacías y oscuras, peligrosas quizás pero con cierta personalidad y vida. También, inevitablemente, he pasado alguna tarde por las calles principales, patrimonio de Inditex y otros aledaños terribles. En las Noticias dicen que las calles son un hervidero de gente comprando y paseando. No, no. La gente no pasea, van como pollos al matadero, codo con codo, tropiezo con tropiezo. Caras de felicidad por formar parte de la multitud apretujada. Caras de felicidad de verse haciendo colas interminables por comprar a 9,99 algo que, en realidad, no necesitas. Todo en una burbuja de necedad evidente e insoportable.
Me siento muy alejada de ese mundo y me alegro.
Feliz 2017.

Te puede interesar también...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...