jueves, 16 de junio de 2011

Se busca flautista de Hamelín que se lleve a los ratones y que deje a los niños



Este Flautista de Hamelín (escrito por Pepe Maestro, ilustrado por María Wernicke y publicado por Edelvives) tiene más trabajo del que cree.
Un buen día nos invadieron los ratones.
Es probable que siempre hubiesen estado allí pero, ocupados como estábamos en las tareas cotidianas de la instrucción, ofuscados como estábamos con la displicencia de los burócratas, olvidamos que el peor enemigo es el que acecha en casa.
Y así fue como aparecieron los ratones.
El primero era ratón casero, de esos que comen el queso y esconden la mano. Ya sabíamos que era ratón, pero llevaba tanto tiempo entre nosotros que le borramos los bigotes, ... y siempre salía el rabo, movedizo y leonino, aunque sin la pericia de este.  El segundo resultó experto en artes sin haber leído los tratados de Leonardo porque sus tonos marciales  pintaban mal. No soportó que no admiráramos su Gioconda.  Al tercero lo trataré de usted porque pienso que un ratón que ha llegado a la cumbre de su buena fortuna, como Lazarillo, debe ser denostado con cortesía. Nos vendió el queso y se lo comió él. Ahora vaga por los imbornales llorando el remordimiento que no siente.
Un día nos invadieron los ratones y se quedaron, pero ¡qué carajo!, escondimos a los niños.

                                                                                  ***
Este ha sido un annus horribilis:       
malas formas, menosprecios, traiciones, irresponsabilidades
 ... ¡Oh, oh! ¡Qué ha pasado! ¿Quién anda ahí?
Si el curso durase un mes más me plantaría en el patio del recreo con mi cartel de INDIGNADA y con un libro de Rafik Schami para disfrutar del Damasco que ya no existe. Pero el curso llega a su fin y quiero recordarme a mí misma que, por encima de todo, están los alumnos.
Que tengan un buen verano y que gocen de buenas lecturas. A mí leer me hace fuerte.

8 comentarios:

Joselu dijo...

No sé si he entendido la fábula de los ratones y el flautista pero sí el fondo que queda: la idea de que lo más importante de nuestra tarea, sin lugar a dudas, son nuestros alumnos. Es el eje de nuestro quehacer y a ellos debería dirigirse la inmensa mayor parte de nuestro esfuerzo. Siento que haya sido para ti un curso horribilis, pero tomo nota de la referencia a Rafik Schami. El año para mí ha sido estimulante, más con mis muchachos de la ESO que con los desmotivados de bachillerato que me han hecho pasar malos momentos, que prefiero olvidar. Y pensar que durante un tiempo pensé que dar bachillerato era un privilegio. Ahora lo tengo como sumamente decepcionante, al menos en mi centro. Y no es una opinión aislada.

El año que viene, Hortensia, será mejor. Lee cuanto puedas y aliméntate de buena literatura. Seguimos en contacto. Intentaré hacer también un balance de lo que ha sido este curso.

Un cordial saludo.

vera Casal dijo...

Ánimo, Hortensia!
Este ha sido sin lugar a dudas un año para olvidar, pero lo recordaremos con añoranza cuando el próximo toque a su fin, seguro.
Y es que en nuestro centro la expresión "de guatemala a...guatepeor" se materializa de forma evidente.
Lo mejor: tener algunos amigos con quienes consolarse. Allí estaré!
Un beso.

Hortensia Lago dijo...

Joselu, la fábula es pretendidamente oscura porque tiene que ver con unas actuaciones ciertamente lamentables por parte de algunos compañeros (si lo hubiera escrito hoy habría añadido otro ratón, de doble ánimo y estresado, fotógrafo, no por oficio sino por afán de protagonismo. En fin... menos mal que se acaba el curso. El bachillerato ya no es estimulante, los delatan los bostezos. Has hecho una labor magnífica con tu 2º de ESO. He seguido vuestro blog. Se ve que esos alumnos están contentos y motivados. Eso es lo que importa.
Schami es una buena opción para el verano (si estás dispuesto a acarrear con las 800 páginas de "El lado oscuro del amor", un título best seller engañoso porque la obra, una saga de familias enfrentadas a muerte, es magnífica).
Un abrazo y feliz verano.

Hortensia Lago dijo...

Querida Vera, lo peor es que ya estamos en Guatepeor y lo que se avecina puede ser aún peor. ¿Sobreviviremos? Tendremos que echarle humor y tener la cabeza bien lúcida para evitar el desánimo.
Gracias por tus palabras y por tu apoyo. Nos animaremos mutuamente.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Querida Hortensia...!!sólo decirte que siento profundamente que éste haya sido un año tan malo par ti... de todas formas,veo que, como suele decirse..el hambre agudiza el ingenio..!! el relato de los ratones es precioso.. sobre todo la parte final...ayuda mucho al centro y a todo el alumnado y sobre todo..al futuro alumnado!! es maravilloso oir y leer en un blog del propio centro que aqui sólo hay malos rollos....desencuentros..traiciones..malas formas...y sobre todo..irresponsabilidades...!!!desde luego no dudaría en matricular a mi hijo o hija en ese centro que, cómo dices.. .Hortensia.. ! Qué carajo! se preocupa de los niños..!!Gracias por la labor tan constructiva que estás haciendo.. desde luego..lo que nos ahorramos en publicidad...!!!Disculpa si la redacción no es de todo satisfactoria....al fin y al cabo,..te saluda un ratón...al que no le gusta el queso.. Qué le vamos a hacer!!!

Hortensia Lago dijo...

Queridísimo anónimo (o queridísima anónima):
me temo que las lucubraciones que vierto en este mi humilde blog(que no es del centro)poco pueden modificar la matrícula del próximo curso, entre otras cosas, porque hay productos que, como la coca-cola, no precisan de campañas publicitarias, sino que su éxito o fracaso, cual gota que horada la piedra, se labra poco a poco. Ya con su voz lo decía la sabiduría popular: "Quien siembra vientos, recoge tempestades" y la cosecha anual, sin duda, ha sido fructifera.
¡Ay! irónic@ anónimo anonimad@, ¡No hay peor ciego que el que no quiere ver!
Qué tengas un buen día.

vera Casal dijo...

Este anónimo flipa! Parece que ha estado en un centro distinto al nuestro! Y lo que es delirante es el intento de responsabilizar a este blog de la pérdida de alumnos que estamos sufriendo en los últimos años...
Tal vez haría falta un ejercicio de autocrítica y de humildad para hallar las causas de tal sangría pero... qué se puede esperar de un ratón apodado Anónimo?

Hortensia Lago dijo...

Amiga Vera:
cuenta la leyenda que en la Alhambra había una fuente con el fondo rojo. ¿Cuál era la causa de tal tonalidad? Allí mataban a los mensajeros que llegaban con noticias que no gustaban. De ahí la conocida expresión "matar al mensajero".
¡Cuántas enseñanzas y reflexiones se pueden extraer de la tradición oral! Para que luego digan que la literatura no sirve para nada.
Besiños.

Te puede interesar también...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...