miércoles, 6 de julio de 2011

La importancia de la educación


Manu Chao from ATTAC.TV on Vimeo.

"La única clave para un nuevo sistema tiene que venir de cambiar las bases de la educación de los niños...hay que recuperar una educación ética."
Esto es más o menos lo que viene a decir Manu Chao en esta entrevista que me llega a través de facebook y de Democracia Real.
Lo dice un músico; no un profesor, no un pedagogo, no un pensador. Un músico concienciado nos recuerda la evidencia: "la única solución viene por la educación". Y las verdaderas fronteras no son las de los países -dice Manu Chao- las verdaderas fronteras están entre la ciudad y el campo, y en este la educación es pésima. Está pensando él de manera global, en la gran desigualdad que supone para un niño nacer en un lugar sin oportunidades. Nacer, por ejemplo, en la "espalda del mundo" y, a pesar del polvo y la piedra haciendo callo en la inocencia de la infancia que no fue, lanzar la palabra certera hacia ideas conformadas  y punzantes como las aristas. Este dominio del lenguaje no lo he notado yo en otros que nadan en oportunidades como el tío Gilito en su oro:



En un mundo sin oportunidades el niño que trabaja de sol a sol aprovecha la luz mortecina de una bombilla o una vela para hacer los deberes, consciente de la importancia de la educación que lo roza nomás, sin tocarlo apenas.
En un mundo con oportunidades con frecuencia  se  ignora que se vive en un mundo con oportunidades. Simplemente, estas están ahí para cogerlas cuando apetezca, como un príncipe persa de "Las mil y una noches" que observa desganado las delicias orientales del buffet que no ha pedido.
En un mundo de oportunidades el peligro es la banalización de la vida y el vacío de las ideas. El ejemplo claro es la televisión. Y no voy a hablar de los descerebrados que la invaden últimamente. Para mí, la metáfora son Las Noticias. Las devoro con fruición buscando algo que llevarme al caletre y mis neuronas chocan invariablemente con la cuchara vacía: el presentador se siente fascinado día tras día del calor del verano, pero nos aconseja llevar paraguas si llueve; los reporteros de barrio entrevistan a filósofos anónimos que se refrescan en las fuentes y que se pasan el día tostándose al sol; los ricos se doran en sus yates, que son caros, y los comedores de caridad cada día sirven menús más saludables; una plaga de mosquitos invade todos los años a las misma hora el pueblo de X, tan húmedo él, mejor quedarse en casa con puertas y ventanas cerradas; y el pueblo Z un año más toma las uvas nocheviejeras en pleno mes de agosto  mientras los jóvenes se lanzan tomates y vino en una gran bacanal de derroche.  ¿Dónde está el mundo?
Siento fastidiarles las vacaciones de verano  pero creo, con Manu Chao, que urge recuperar una educación ética.

Te puede interesar también...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...