sábado, 17 de diciembre de 2016

#poema27. Retorno a María Teresa León


María Teresa, Lorca y Alberti
"Hijo, ¿sabes dónde has nacido? ¿Comprendes en qué lugar has abierto los ojos? Pues estás en España. (…) ¿Traes algo entre las manos: una gota de agua salada, una canción, un caracol de las playas celestes? Hijo, voy a poner sobre tus labios un aliento, apenas, del vinillo nuevo, para que tu corazón jamás encierre amargura y halles en ti alegría que derramar sobre los que sufren adversidades y pobreza."   ( De Cervantes, el soldado que nos enseñó a hablar )

Este fragmento forman parte de un libro que no tengo y que nunca he leído y del que probablemente no hubiera oído nada si, al encontrarme con la iniciativa que Toni Solano plantea cada año  por estas fechas de invadir la red con poemas del Grupo del 27, no hubiera surgido en mí la necesidad, no exenta de remordimientos, de aludir a alguna de las mujeres que formaron parte de esa generación pero que fueron posteriormente anonimadas, olvidadas y borradas, no solo por las instituciones, o por los libros, o por los enseñantes, sino también por sus propios compañeros de generación, aquellos que vivieron para contarlo. Un documental de 2015, Las sinsombrero, recupera su presencia y las salva de las telarañas de la desmemoria. Hemos trabajado con ese documental el curso pasado en Literatura Universal y  este curso lo incluyo como parte de la programación de Lengua Castellana y Literatura de 2º de bachillerato. En algún libro de texto aparece una tímida mención a alguna de estas escritoras (Concha Méndez o Ernestina de Champourcín). Supongo que con el tiempo esa presencia, que hoy es tendencia, se irá evaporando como una gota de agua en el asfalto si desde los centros no alimentamos su recuerdo. Desde el nuestro, y a través del Plan de Fomento de la Lectura (Encuentros Literarios 2017) organizado por el MECD, estamos organizando una charla con la escritora Ledicia Costas (Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2015) para hablar de la pintora Maruja Mallo y su relación con las Sinsombrero en ese universo cultural floreciente que fue la Generación del 27.

El 13 de diciembre de 1988 moría María Teresa León aquejada de una enfermedad que le borró los recuerdos. Para los libros de texto y para los  homenajes era la mujer de Rafael Alberti. Pero la verdad olvidada es que estamos ante una escritora excepcional de cuyos escritos apenas hay rastro en la red y cuyos libros están, sobre todo, descatalogados. Fue además una intelectural combativa cuya memoria se esfuerza hoy por recuperar su hija Aitana.

En 1956 Rafael Alberti publicó Retorno de lo vivo lejano, uno de sus poemarios más hermosos. Escrito desde el exilio argentino, quiero pensar que este poema, "Retorno del amor recién aparecido", lo escribió pensando en María Teresa León.

Cuando tú apareciste,
penaba yo en la entraña más profunda
de una cueva sin aire y sin salida.
Braceaba en lo oscuro, agonizando,
oyendo un estertor que aleteaba
como el latir de un ave imperceptible.
Sobre mí derramaste tus cabellos
 y ascendí al sol y vi que eran la aurora
cubriendo un alto mar de primavera.
Fue como si llegara al más hermoso
puerto del mediodía. Se anegaban
en ti los más lucidos paisajes:
claros, agudos montes coronados
de nieve rosa, fuentes escondidas
en el rizado umbroso de los bosques.
Yo aprendí a descansar sobre tus hombros
y a descender por ríos y laderas,
a entrelazarme en las tendidas ramas
y a hacer del sueño mi más dulce muerte.
Arcos me abriste y mis floridos años,
recién subidos a la luz, yacieron
bajo el amor de tu apretada sombra,
sacando el corazón al viento libre
y ajustándolo al verde son del tuyo
Ya iba a dormir, ya a despertar sabiendo
que no penaba en una cueva oscura,
braceando sin aire y sin salida.
Porque habías al fin aparecido.

8 comentarios:

Antonio - LenguaBovalar dijo...

Muchas gracias por participar un año más en el homenaje, y por hacerlo con una entrada tan deliciosa.
Toni

Wineruda dijo...

Hola

Me has provocado, con ese pequeño texto de "Cervantes, el soldado que nos enseñó a leer", un deseo de leer más cosas de Mª Teresa León; que la conocía, como dices como esposa, y también como co-autora de algún libro con Alberti, pero nada más. POr de pronto he encontrado bastantes libros de ella (sobre todo cuentos)
Gracias
un saludo

Hortensia Lago dijo...

Antonio, gracias a ti por tu trabajo y por compartirlo. A través de tu blog has conseguido que mejore la enseñanza de la lengua y de la literatura de una forma más eficaz que todos los programas y estrategias propuestos desde los despachos de educación de todas las comunidades.
Un abrazo.

Hortensia Lago dijo...

Wineruda, El título es "Cervantes, el soldado que nos enseñó a hablar". Ya enmendé el error. Eso me pasa por publicar la entrada a la vez que corrigo exámenes. Yo también encontré varias publicaciones sobre la autora pero pocos textos suyos en red. Desde luego, todo hace pensar que estamos ante una escritora excepcional ensombrecida por la figura de Alberti. Me interesa mucho su trayectoria. Espero que en las librerías se puedan encontrar sus libros.
Un abrazo.

Wineruda dijo...

Hola Hortensia.
Lo cierto es que estaba leyendo los títulos en la página de libros y leí lo que ponías más que lo que ponía en el título, jajaj. Hay una página de librerias y de vendedores particulares donde compro mucho que se llama "todocolección.net" que tiene 140 concordancias cuando pones Maria TEresa León, no todas son suyas pero sí la mayoría(donde está ese libro y otros, incluso publicados en Argentina).Esa página tiene sus trucos de compra, es un poco liosa, pero con paciencia se entera uno. (te juro que no soy de la empresa jaaj)
un saludo

Hortensia Lago dijo...

Gracias, Wineruna. No conocía esa página y es muy interesante. Creo que podré encontrar algo en ella. Es increíble la pasión de las editoriales tradicionales por descatalogar libros de culto en favor del sustancioso best seller. Ya no hay editores como los de antes. Pero eso daría para otra entrada.
Felices Fiestas.
Un saludo.

Hortensia Lago dijo...

Wineruda, hablando de editores... El artículo de Juan Cruz en El País de hoy expresa muy bien lo que pienso. No sé si has leído El ángel que nos mira, de Wolfe. Es un libro arrollador. Digno de merecer una entrada en tu blog. Y digno de ser releído.

http://cultura.elpais.com/cultura/2016/12/20/actualidad/1482260429_517356.html?id_externo_rsoc=TW_CC

Wineruda dijo...

Muy buen artículo. Conocía a Wolfe, pero no me había parado en él; así que leído el artículo y tu recomendación, lo buscaré aunque el libro está "carillo" jajaj, por decir algo. Con respecto a lo que dice el artículo, sí es cierto, hay algo de que los escritores y los propios editores no buscan caminos nuevos o destacados sino que buscan lo que vende o, por lo menos, lo que está de moda- Sin embargo, aunque poco, si se editan cosas de valor, pero hay algo de arqueólogo con su brocha quitando “capitas” de polvo en la búsqueda del lector, hay que quitar mucho polvo para encontrar tesoros. Por ejemplo, algo que leo últimamente: escritores portugueses. Maravillosos ejemplos de lo válido y lo cálido en la literatura. Te pongo tres por orden de edad y de dificultad (que coinciden jaja) Antonio Lobo Antunes, José luis Peixoto y Gonçalo M. Tavares que es el más joven. Los tres son extraordinarios, para mí, merecen la pena en esta jungla de novelas de consumo.

un abrazo
felices fiestas.

Te puede interesar también...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...