viernes, 12 de marzo de 2010

Miguel Delibes, el guardabosques de las palabras


Mario, el Nini, Daniel el Mochuelo, el señor Cayo, Azarías,... todos son creaciones geniales de un narrador que dominó como pocos los diferentes registros de la lengua, que poseía un talento innato para plasmar en sus obras  la  cercana humanidad de algunos personajes y la palpable miseria humana de otros, que pintó con sus palabras paisajes que  veía por sus ojos y que pisaba con sus pies.
Ha fallecido hoy, 12 de marzo de 2010, a los 89 años de edad, tras una larga enfermedad.  Muere el ser humano, la envoltura física, lo perecedero  y se consolida la figura, el clásico, lo permanente.
Hablaba  Caballero Bonald, en el Congreso virtual de la Lengua, del empobrecimiento del idioma. Decía que  las palabras están desapareciendo de nuestra lengua, que el español medio usa alrededor de 4oo palabras cuando en el Diccionario de Manuel Seco se recogen 72000 términos. Miguel Delibes los conocía todos y  los utilizaba  con precisión y naturalidad, como quien se levanta por las mañanas y mira qué tiempo hace desde la ventana y se pone los calcetines.
Caballero Bonald piensa que cada día desaparecen de forma alarmante palabras comunes que pasan a convertirse en arcaísmos.
Abro al azar El  camino y leo: Daniel, el Mochuelo, evocaba sus primeros pasos por la vida. Su padre emanaba un penetrante olor, era como un gigantesco queso, blando, blanco, pesadote. Pero, Daniel, el Mochuelo, se gozaba en aquel olor que impregnaba a su padre y que le inundaba a él, cuando, en las noches de invierno, frente a la chimenea, acariciándole, le contaba la historia de su nombre.
Ahora hojeo Las ratas  y a mi encuentro salen  un sol rojo y turgente como un globo,... una tibia calina que se fundía con el humo rastrero,... el alcotán palomero[...]agitando frenéticamente las alas,... telera, cascabeleo, poncho, chisquero de yesca, cayada, esquilas,... y tantas y tantas palabras, arcaísmos ya, que han perdido a su guardabosques.
Descanse en paz.

4 comentarios:

Carlota Bloom dijo...

Desde la cátedra Miguel Delibes, Jorge Urdiales Yuste ha elaborado un glosario de términos rurales y populares extraídos de sus obras. Un tesoro, como la obra que nos deja el novelista. Un saludo, Hortensia.

Negrevernis dijo...

Yo, que apenas veo la televisión y me da tiempo a duras penas a escuchar radio o leer periódicos, me enteré de esta noticia de manos de mis alumnos de 2º ESO, lo cual me indica... que una personalidad como la de Delibes no pasó sin más entre sus clases de Literatura.

Uno de los autores favoritos demi familia.

Saludos.

BIBLOS dijo...

A mí me ocurrió lo mismo que a Negrevernis: sabía que Miguel Delibes estaba muriéndose, que era cuestión de horas, pero la noticia de su muerte me la dieron mis alumnos. Eso me emocionó, sinceramente. Me hizo recordar momentos muy emotivos de cuando yo era alumna y entré en la literatura de adultos de la mano de don Miguel Delibes. Saludos.

Hortensia Lago dijo...

Parece que tras su muerte, algunas de sus novelas se agotan en las librerías. Esperemos que sea para leerlas.
Un saludo para las tres. Nos leemos.

Te puede interesar también...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...