domingo, 17 de octubre de 2010

Universo Mendoza

Desconfío de la calidad de una obra que merece un premio desprestigiado que es  pasto de burlas entre gente que se precia de  buen nivel lector. El trastornado detective de "El laberinto de las aceitunas" podría bien, como elemento cómico, llevar bajo el brazo un libro premiado en dicho certamen con el fin de disimular su poca instrucción. Por eso no sé si compraré "Riña de gatos". La verdad es que no me gustan todos los Mendozas. "Sin noticias de Gurb" hizo que volviera a la  portada varias veces para comprobar si la novelilla había sido escrita por el mismo autor que alumbró "El misterio de la cripta embrujada". No fui capaz de terminar "El año del diluvio",... quizás no fuera el momento. Gente de la que me fío insistió en que " El asombroso viaje de Pomponio Flato" no llegaba, ni por asomó, al nivel de "La aventura del tocador de señoras" , así que no la leí.  En 2º de bachillerato han cambiado "La verdad sobre el caso Savolta" (que explicaba perfectamente, a pesar de sus dificultades, el paso de la novela experimental al modo de narrar tradicional) por "Plenilunio" de Muñoz Molina. No me gustó el cambio. Me sorprende que el propio Mendoza diga de su novela, la primera que escribió, que "se siente orgulloso de ella, pero no mucho". Veis, tengo motivos para desconfiar.
Repito, no me gustan todos los Mendozas. Pero me encanta aquel que fue capaz de crear un universo cómico, mordaz y descabellado a través de un personaje singular: el detective innominado, completamente trastornado, de tan baja calaña que a nadie le importa su vida, ajeno a las normas elementales de la convención social, analfabeto funcional, que sin embargo, de forma completamente verosímil, se expresa con un lenguaje cuidado, casi afectado, sin que la desternillante acción novelesca se resienta un ápice.O sí se resiente, a veces, la descabellada acción, pero no importa porque la forma de narrar se manifiesta con tal maestría que se impone sobre los hechos.  Sin duda, me quedo con "El laberinto de las aceitunas" y con "El misterio de la cripta embrujada", libros que, por cierto, me recomendó mi buen profesor de literatura, Antonio Couto, cuando yo estaba en COU. Tardé aún unos años en leerlos, pero no los olvidé.
No sé si leer "Riña de gatos".

12 comentarios:

Antonio dijo...

Has expresado a la perfección mi propio desconcierto y algunas de mis opiniones sobre Mendoza. Creo que el Caso Savolta es su mejor novela y que la serie del detective loco es una de las mejores de la comedia literaria.
Quizá me anime a leer este premio Planeta (de la biblioteca, claro), sólo por comprobar si se trata de una excepción (pienso que El jinete polaco de Muñoz Molina lo fue).
Un saludo.

Trapisonda dijo...

Comparto la sensación de desconcierto...Mendoza es uno de mis novelistas favoritos y ese Planeta en su bibliografía es como una mancha de grasa fría en el traje de un dandy.
Admito que es un escritor irregular y desconcertante, pero "La verdad sobre el caso Savolta" es una de las mejores novelas de los últimos años del siglo XX, y la trilogía de delirante novela negra es un valor seguro a la hora de convocar la risa.
No comparto tu opinión acerca de "Sin noticias de Gurb", libro que tuve que leer en mis lejanos años de facultad para hacer una trabajo de pragmática. Recuerdo que nos sabíamos fragmentos de memoria y los sacábamos en la conversación a la menor ocasión...Ay, qué nostalgía.

¿Qué hago? ¿leo "Riña de gatos"?No hago más que ir contra mis ( inconsistentes) principios literarios...!

jordim dijo...

Mendoza me cae de narices, y escribe de narices..

Hortensia Lago dijo...

Bueno, yo creo que no compraré "Riña de gatos" pero en algún momento caerá en mis manos y empezaré a leerla (haré como tú, Antonio, la llevaré de la biblioteca). Trapisonda, volveré a leer "Sin noticias de Gurb" (como se lee de un tirón) a ver si le encuentro alguna gracia. Seguro que a los alumnos les gusta...eso sí...si conocen a Marta Sánchez... que con las nuevas generaciones no se sabe.
Un saludo para los tres.

Hortensia Lago dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Joselu dijo...

Hace muchos años hacía leer a mis alumnos de segundo de BUP el laberinto de las aceitunas y la diversión estaba asegurada. Coincido contigo y con otros comentaristas en el aprecio a esta serie y La verdad del caso Savolta. Luego Mendoza se vino a menos, igual que Antonio Muñoz Molina que ha dejado de interesarme. Recuerdo lo que me cautivaban novelas como El invierno en Lisboa, Beatus ille o Beltenebros, también El jinete polaco, pero lo que vino después, pues no. Y desde luego Plenilunio es una novela plana sin ningún interés. Eduardo Mendoza tuvo un tiempo, pero ha pasado. Yo no leeré esta novela premiada. Bastante tuve con sus artículos inanes de El País. Un buen narrador es el que es capaz de interesarte en un pequeño artículo. ¿Para qué leerle en novela si te parece indigerible e insustancial? Sin embargo, cuando leo los artículos de Javier Cercas me confirman la pasión con que leí su Crónica de un instante, el mejor libro que he leído en los dos últimos años. Javier Manías (Manías) de para un artículo semanal lleno de vanidad y su literatura no ha llegado a interesarme. Dicen que es buena, pero a mí habiendo leído a Onetti pienso que éste es un remedo que no me interesa. Desde luego no leeré la novela de Mendoza. Un saludo.

Fata Morgana dijo...

Completamente de acuerdo contigo, y, sin embargo, para mí "La ciudad de los prodigios" es una de las mejores novelas en lengua española. El Savolta me gusta menos, aunque valoro su técnica narrativa. La trilogía de "El laberinto de las aceitunas" me encantó por lo descabellada y divertida. Y yo sí acabé "El año del diluvio", aunque a duras penas. En conjunto, me gusta.

Hortensia Lago dijo...

Joselu, estoy totalmente de acuerdo contigo con respecto a Muñoz Molina y Javier "Manías". Tanto "El invierno en Lisboa" como Beltenebros" son libros que tengo siempre presentes, ya que empleo con frecuencia fragmentos de ambas novelas para la sintaxis de bachillerato (están llenos de proposiciones subordinadas adjetivas y sustantivas de lo más sugerentes). De Manías y prepotencias, ni hablemos. En cuanto a Javier Cercas, reconozco que no he leído ninguna de sus novelas, aunque me interesan los artículos que publica en El Semanal. Leeré Crónica de un instante.
Un saludo.

Hortensia Lago dijo...

Querida Morgana, conozco tu afición a Mendoza, no en vano nos criamos juntas en la Facultad. Además yo veo su huella en tus novelas y cuentos, que a veces tienden hacia lo humorístico disparatado.
Besos.

Francis Black dijo...

Yo he leido todo los de Mendoza menos el de Venecia, la isla inaudita , para mi el más flojo fue Horacio Dos, luego tiene mejores y peores , me encanto El TOCADOR SE SEÑORAS.

Tema planeta , hay que pillar la pasta y un minimo de nivel siempre tiene, es como Woody Allen tienen el suficiente oficio para que su minimo sea mejor que la media de otros.

Hortensia Lago dijo...

Francis Black, yo desconfío de la calidad de los premios en la actualidad, por lo menos en lo que a la literatura se refiere. No soy demasiado cinéfila, más por falta de tiempo que por otra cosa, pero Woody Allen no acaba de atraerme.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Acabo de leer "Riña de gatos". Buscaba literatura crítica que me aclarara lo que acabo de leer y he topado con tu página. No te parece curioso que ninguno de los que opinan sobre la novela la ha leído. Coincido en la teoría de los dos Mendozas y en la decepción que supuso Gurb. Esta riña esta a medio caballo entre la seriedad de la ciudad de los prodigios y el tono hilarante de las aceitunas encriptadas.
Creo amigos mendozinos que esta novela es de las buenas y el que sea el último Planeta no empaña su calidad.
Un saludo y feliz año a todos/as.
Pd: siga batiendo la cebolla, es una bomba de acción retardada que explota cuándo menos te lo esperas.

Te puede interesar también...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...